Una mirada a la realidad francesa

Después de un largo período de crecimiento, muy lento, del huerto de arándanos francés, las plantaciones se han acelerado un poco en los últimos 2 años. En la actualidad el cultivo de arándanos sigue siendo anecdótico, con algo menos de 500 ha de superficie plantada y produciendo.

El caso de Francia

En el contexto de la industria global del arándano hay mucho desconocimiento de algunas regiones respecto a su realidad organizacional, del estado de sus cultivos, de su participación en los mercados, o de las cualidades de su fruta. Es el caso de Francia, que sabemos cuenta con la Unión Francesa de Productores de Arándanos (SPMF), que actualmente reúne a casi el 30% de los productores, e intenta unir, organizar e impulsar el sector en la perspectiva de fortalecer la industria.

Después de un largo período de crecimiento, muy lento, del huerto de arándanos francés, las plantaciones se han acelerado un poco en los últimos 2 años. En la actualidad el cultivo de arándanos sigue siendo anecdótico, con algo menos de 500 ha de superficie plantada y produciendo.

Conocimiento, suelo y mano de obra

“Varias barreras limitan su desarrollo, primeramente, el desconocimiento de esta fruta y su cultivo en Francia. Luego está el factor agronómico, la calidad del suelo y la posibilidad de riego. Finalmente, un punto importante es la escasa disponibilidad de mano de obra y su coste muy superior al del resto de Europa”, nos comenta Côme Lapierre, encargado de comunicaciones de la SPMF. El ejecutivo francés nos cuenta que sólo hay 4 huertos grandes de más de 30 ha en la región y la gran mayoría de los huertos son pequeñas estructuras de menos de 5 ha, con orientación a la venta directa o local.

“Esta composición del huerto está directamente relacionada con cuestiones laborales. Los nuevos proyectos generalmente se refieren a superficies de 4 ha a 10 ha para una valoración en fruta fresca. Hasta donde yo sé, no hay ningún huerto o proyecto destinado únicamente a la transformación”, comenta y relata que aproximadamente la mitad de la producción francesa se cultiva orgánicamente.

Variedades

Las variedades plantadas son muy diversas, principalmente Duke, Drapper, y Bluecrop, y la gran mayoría de los arándanos que se cultivan en Francia son Northern Highbush, pero recientemente se han hecho algunas plantaciones de Rabbiteyes en el sur. Además, con el aumento en la región de la temperatura media, se están realizando pruebas con Southern Highbush. Muchas variedades antiguas como Darrow se adaptaron a circuitos cortos o “auto-picking”. En plantaciones recientes, encontramos sistemáticamente Legacy, que se afirma
como un valor seguro. Se prueban muchas variedades de selecciones estadounidenses (Michigan y Oregón), pero los huertos son demasiado recientes para identificar las mejores.

“El huerto se planta tradicionalmente en 3 * 1m en camellones en general. La tendencia reciente es densificar 2,2 m * 0,8 m para los más extremos. Desde hace 2 años, también han ido surgiendo proyectos sobre el suelo, estos permitirán el cultivo de arándanos en determinadas regiones donde el suelo no era adecuado”, relata el miembro de SPMF.

BlueMagazine

La entrevista se puede encontrar de manera exclusiva en formato digital y adquirir la Revista BlueMagazine gratuitamente en papel, de manera presencial, en el lanzamiento que se realizará en el XX Seminario Internacional de Blueberries, que se realizará en la Expo Guadalajara este 2 y 3 de junio.

Fuente
https://www.revistabluemagazine.com/publicaciones/edicion-2021/

Articulo anterior

Artículo siguiente

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Freshuelva trata la problemática de los envases y los seguros de los fru...

Perú: la evolución de una supermarca

Producción de arándanos en México crece 5 años seguidos